Horas extra en los contratos de jornada completa y horas complementarias en los de jornada parcial.

Según el INE, cada trabajador parcial empleó de media 0,55 horas extra en el cuarto trimestre de 2015, el máximo en este período de toda la serie.
“Antes de contratar nuevos profesionales, el empresario prefiere exprimir la mano de obra de la que ya disponen”, explica Luis Zarapuz, de CC OO.
Denuncian que la Reforma Laboral incentiva el uso fraudulento del contrato parcial, que remunera la hora complementaria menos que la ‘extra’.
Según CC OO, las horas extras no pagadas supusieron el año pasado la mayoría (el 56%) de los 6,3 millones de horas extras trabajadas a la semana.
¿Quieres este mes trabajar más horas?”. La pregunta comienza a ser habitual en muchas profesiones. La escuchan cajeros de supermercado, los reponedores, los operadores call-centers. Trabajadores que antes tenían contratos de 40 horas semanales y que, después de la crisis, tuvieron que aceptar empleos por horas porque no había otra opción: era eso o el paro.

Con la incipiente recuperación económica se esperaba que esos contratos reducidos recuperasen su plenitud. Pero no está siendo así. El empresario prefiere que la mayor actividad económica se cubra completando la jornada de los empleados a tiempo parcial, en vez de contratar a más personal a tiempo completo o mejorar la categoría de jornada a sus trabajadores parciales.

“Es un sistema perverso”, asegura Carlos, el empleado de un call-center en Madrid. En realidad, es una cuestión de números. La hora de un teleoperador se paga a 7,85 euros. Si un empleado a tiempo completo trabaja una hora más, se le abona por ella 9,82 euros. Pero si esa hora adicional se le encomienda a un contratado parcial, no se considera una ‘hora extra’ sino una ‘hora complementaria’. Y esa se paga como una hora normal.

Los empresarios, contentos al ahorrar un 25% por cada hora. “Y los trabajadores a jornada parcial harán lo que sea para completar su salario”, añade Carlos, que es delegado sindical de UGT en su empresa.

El caso de la empresa de Jesús es el ejemplo de un modelo extendido. Las jornadas parciales no están siendo tan reducidas como establecen sus contratos. Según la Encuesta Trimestral de Coste Laboral (ETCL) del Instituto Nacional de Estadística (INE), los empleados parciales trabajaron de media 0,55 horas más durante el cuarto trimestre de 2015, la mayor cifra en este período de toda la serie histórica. Es más de media hora de trabajo de promedio por encima del tiempo firmado en el contrato.

Información completa en 20minutos

Share